Cruceros y Expediciones en la Selva Amazónica Ecuatoriana

Flora en la Selva Amazónica

 

Más de  20,000 especies identificadas de plantas se encuentran en Ecuador y 3,000 de ellas, que constituyen el 15%; fueron encontradas en la cuenca amazónica ecuatoriana. En la Reserva Faunística Cuyabeno, por ejemplo, el número de especies de árboles maderables en un área de 1 hectárea es de 307. Esta hectárea comprende el 10% de la flora entera de árboles de la Amazonía Ecuatoriana.

Los tipos de vegetación más representativos en el bosque lluvioso ecuatoriano son los siguientes: Terra Firme, que consiste en bosques de lomas que nunca se inundan por la lluvia o por el nivel de los ríos. El suelo de este tipo de vegetación son arcillas rojas o amarillas. La altura promedio del bosque es de 25 a 30 metros con árboles emergentes de mas de 45 metros de un denso sotobosque cubierto de lianas, epifitas y bejucos herbáceos. Esta formación boscosa alberga una gran diversidad de plantas, especialmente árboles altos.

En el Parque Nacional Yasuní un equipo de botánicos ha registrado 228 especies de árboles (728 individuos) en una hectárea. Algunas de las especies más representativas de árboles de tierra firme son la palma de Chambira , que sus fibras son utilizadas para hacer hamacas y “shigras”. Un árbol de la familia mimosa  al que le llaman el dormilón, por que sus hojas en forma de plumas se cierran al tacto.  Una especie no comestible de Cacao y los árboles emergentes llamados Cedrelinga catenaeformis, uno de los árboles maderables más importantes que crece en suelos pobres.

Algunos de los grupos indígenas del Napo  llaman a este tipo de bosque “URCU”, que significa “Loma” en quichua. Las áreas inundables son terrazas o planicies localizadas cerca de ríos de aguas blancas como el Napo, el Aguarico (Varzeas) o ríos de aguas negras como el “Lagartococha” o “Cuyabeno” (Igapos). El suelo cerca de los ríos de aguas blancas es lodoso, arenoso, rico en nutrientes y apropiados para un cultivo rotativo. Este bosque localmente llamado “Pamba” (valle del río) es sujeto a inundación que viene de las lluvias estacionales y las fluctuaciones del nivel del río.

La riqueza de especies de este tipo de vegetación es menor, entre 149 y 417 especies por hectárea, pero en promedio los árboles son más grandes. La estructura del bosque es en capas con un desarrollo muy grande en la capa del Suelo. Algunas de las especies más comunes de las “pambas” son: El legendario Ceibo Amazónico, Ceiba pentandra que alcanza alturas  de 60 metros, los platanillos o heliconias de hojas largas. La Heliconia sp, que es un pariente silvestre y lejano de la banana, cuya inflorescencia de colores rojos o anaranjados atrae colibríes. Los Guarumos, pioneros de rápido crecimiento que colonizan los claros del bosque, los árboles de Inga de la familia de los fréjoles que son una especie de baja demanda encontrados a lo largo de ríos y lagunas. El árbol Capirona Calycophyllum spruceanum cuya corteza roja en constante cambio impide el crecimiento de epifitas y las palmas con espinos en sus troncos, cuyas semillas nutritivas atraen peces que consumen de las mismas.

Moretales y pantanos de Palmas son zonas bajas permanentemente inundadas ya sea por lluvia o por ríos. Estos dos tipos de pantanos, uno dominado por la palma de Morete, Maurtia flexuosa. Los quichuas del Napo le llaman a este pantano  “muriti turu”. El suelo en estas áreas es bastante húmedo, negro en color y ácido. Bajo estas extremas condiciones, muy pocas especies como el Morete, pueden sobrevivir.

Otro tipo de pantano está compuesto por una mezcla de palmas y árboles. Este pantano es temporalmente inundable. Los suelos de estas áreas son de color negro, ácidos, muy húmedos y no aptos para la agricultura. Algunos de los tipos de árboles más comunes en este bosque son: (1) La palma Real Scheelea, que provee el material para la construcción de techos de las casas de los nativos y (2) la pequeña, colonizadora y espinosa palma de Tagua, Bactris. Usualmente, los pantanos de palmas no tienen una vegetación en múltiples capas. Las palmas son muy separadas mostrando una débil estructura del sotobosque con menos especies y menos individuos.

TOP